Cien sancionados por carreras ilegales el fin de semana en Gijón

Fuente: El Comercio

Martes, 23 de junio de 2020

Las quejas vecinales por los continuos excesos de velocidad y la conducción temeraria obligaron a la Policía Local a establecer un dispositivo de control.

 Vuelta a las andadas en la carretera Piles-Infanzón, que ha sido durante años escenario de imprudencias al volante y carreras ilegales. La Policía Local, alertada por las constantes quejas vecinales, sancionó durante el pasado fin de semana a cien conductores por exceso de velocidad o conducción temeraria. Nada nuevo en la AS-247 porque cada día, y con mayor frecuencia durante el fin de semana, conductores de coches tuneados intentan mostrar de forma temeraria sus dotes al volante, más si cabe desde la reparación del asfalto en 2017.

Son cinco kilómetros carentes de regulación semafórica y badenes que hacen de la carretera un peligro para vecinos, peatones, ciclistas y conductores civilizados. El descaro de estos incívicos conductores es tan mayúsculo que en 2016, en la zona alta conocida como la curva, llegaron a realizar pintadas que indicaban zonas de «abrir gas» y una línea de meta donde concluir las carreras ilegales que organizan.

En 2017 el Ayuntamiento de Gijón informó de la tramitación de unas 3.000 sanciones en dicha carretera por infracciones relacionadas en su mayoría con el exceso de velocidad, las manipulaciones técnicas de los vehículos y las irregularidades en la conducción, como no respetar la señalización o poner en riesgo al resto de conductores o peatones. «Los datos hablan de que el problema no solo permanece desde hace años sino que se está agudizando», denuncia Soledad Lafuente, presidenta de la Asociación de Vecinos San Julián de Somió. «Las carreras son constantes y las autoridades tienen que hacer algo para evitarlas», insiste la representante vecinal. Hay quien no se conforma con la extensión de esta carretera y lleva la competición a la parroquia de Quintes, en el concejo vecino de Villaviciosa. El pasado mes de enero, su asociación vecinal volvió a denunciar que un grupo de jóvenes aprovecharon la noche para realizar varias carreras ilegales.

El de la carretera Piles- Infanzón es un viejo y reiterado problema que evidencia la necesidad de soluciones más eficaces. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.