Las fiestas de El Carmen de Somió en la prensa.

Os dejamos el estupendo artículo escrito por Virginia Álvarez-Buylla en el periódico La Nueva España el pasado mes de Julio resumiendo perfectamente todo lo vivido en las fiestas de este año.

¡Muchas gracias Virginia!

LAS FIESTAS DE SOMIÓ, EN ALZA

ÉXITO DE UNA CONVOCATORIA LÚDICA QUE TUVO EN EL PREGÓN 
Y EN EL RECITAL DE SAMIA LO MÁS DESTACADO
Mientras los políticos pasaban el fin de semana preparando sus estrategias para fastidiar a los españoles, en Somió celebramos la mejor romería asturiana de todos los tiempos, preparada magistralmente por la Junta Directiva de la Asociación de vecinos de Somió y sus allegados y amigos voluntarios. Hubo que luchar con la meteorología que fue un poco adversa pero todo se sobrellevó con trabajo, alegría y buen humor.

Fueron tres días repletos de actividades `para todos los gustos y todas las edades. La junta llevaba trabajando varias meses preparándolo todo, los días anteriores con una actividad frenética, dirigidos por la Presidenta Soledad Lafuente, a quién acaban de conceder la medalla de plata de Gijón. Todo salió dabuten como dirían los jovencitos y si nuestros políticos trabajasen así en equipo, apoyándose unos a otros, otro gallo nos cantara.

Todo salió a pedir de boca y aunque es difícil destacar algo, yo voy a decidirme por algún acto. El viernes en la Iglesia de San Julián se celebró una misa, la colocación de bandas a la Reina Infantil, la Dama de honor y el Galán y a continuación parte de lo mejor de las fiestas, lo primero la lectura del pregón por parte de Cecilia Alvargonzález Figaredo, la menor de una familia de once hermanos, la niña bonita vamos, su pregón estaba dirigido al corazón de los somioneses, fue natural, familiar, contándonos sus vivencias cuando era niña en Somio, en aquellos tiempos en los que había pocos vecinos y todos se conocían, sus correrías con sus hermanos, sus visitas a sus vecinos que tenían vacas y gallinas y magníficos huertos. Ahora hay muchos vecinos, pero nadie se conoce y todo el mundo va a lo suyo. Fue muy aplaudida y eso me da pie para recordar a los somioneses que ahora tienen un lugar para reunirse, en dónde se celebran muchas actividades, tenemos una amplia biblioteca, y  no queremos que nadie esté solo ni se sienta solo.

Después del pregón, un regalo para los que llenábamos la Iglesia, un maravilloso concierto de Samia Cynthia, la camerunesa que llegó a España en patera y por esos avatares del destino acabó en Gijón. Aquí Charo Castro la directora de la Coral de San Julián de Somió, descubrió su magnífica voz y la incorporó a la Coral como solista, la ayudó y sigue ayudándola a trabajar su potente voz de soprano. Quedó finalista en el concurso de televisión “Got talent”y nos cautivó con un concierto inolvidable. Desde el Ave Maria de Gounod, pasando por O mio bambino caro de Puccini, la Carmen de Bizet, No llores por mí Argentina, Amazing Grace, La Paloma de Barbieri, Con te partiró y el Va Pensiero que lo borda auténticamente. Fue una locura de aplausos y bravos con la audiencia puesta en pie, sin creerse que habían podido acceder a semejante concierto y encima gratis et amore.

Los días siguientes hubo de todo como siempre y todo marchó como la seda. El concurso canino. La barraca, comprada por la junta para las fiestas, muy grande, colocada por voluntarios de Somió, con el bar abierto todo el día y gran parte de la noche, atendido por miembros de la Junta y allegados. La tarde del sábado la fiesta infantil, con mago y entrega de churros y chocolate que siempre da lugar a situaciones divertidas, por ejemplo vienen tres niños con hermoso bigote de chocolate, les digo los del bigote fuera y me miran ofendidos porque según ellos no habían tomado nada. Luego el reparto de cajas con tortilla y empanada, se hicieron 400. Lugo el concurso de tortillas, empanadas y postres, cada año mejor que el anterior, luego se comparte entre los presentes. Bofetadas por un trozo de tarta o arroz con leche, cosa que no me extraña porque hay auténticas maravillas. Luego verbena un poco deslucida por la lluvia. Pero en general las verbenas un éxito.

El domingo, llovió bastante para la alborada pero afortunadamente paró a la hora de la Misa y la procesión, los feligreses encantados con Don Pio que vino a acompañarnos porque además Don Luis, nuestro párroco tenía un esguince que casi no podía andar pero valientemente participó en la procesión.

Gran éxito en la entrega de los bollos preñados, que eran riquísimos y la jarra de sidra que se podía rellenar, muchos rebosantes de felicidad con la sidrina. El todo Somió estaba allí y muchos gijoneses y forasteros.

Por la tarde el juego de la llave, de la rana, y el tiru con gomeru, entrega de trofeos y despedida.

La Junta Directiva de la Asociación de Vecinos de Somió agradece a todos los que asistieron, y sobre todo a los que ayudaron desinteresadamente a que fueran unas fiestas estupendas y además tranquilas, sin trifulcas, sin peleas y con un buen espíritu vecinal.